Apartamentos turisticos Barcelona Apartamentos por dias Barcelona apartamentos turismo Barcelona

OTRA MANERA DE DESCUBRIR BARCELONA
Apartamentos turisticos en Barcelona
Buscar apartamento Búsqueda avanzada Alquiler de apartamentos en Barcelona Información propietarios ¿Quiénes somos?
EspañolEnglishFrançaisItaliano
Barrios de Barcelona
Raval
Barri Gòtic
Born
Barceloneta
Eixample
Vila Olímpica - St. Martí
Poble Sec - Montjuïc
Sants - Les Corts
Gràcia - St. Gervasi
Horta - St. Andreu

Raval
El sobrio y áspero Raval es una de las zonas menos exploradas por las rutas turísticas. En constante transformación urbana y cultural, el Raval sorprende a todo el mundo por su mezcla efervescente y colorida de esquinas y culturas que ofrecen al visitante un ambiente urbano distendido y impregnado de tolerancia.
El Raval está situado a la izquierda del paseo más famoso de Barcelona que atraviesa el casco antiguo de la ciudad hasta llegar al mar: la Rambla. Animada y vital dia y noche, pero también verano y invierno, la Rambla es un punto de encuentro de los barceloneses y escenario improvisado de estatuas humanas, malabaristas y músicos con talento.
En el barrio del Raval se puede encontrar una amplia gama de bares alternativos, restaurantes de diseño y algunas de las más antiguas y famosas edificaciones de Barcelona: el Museo de Arte Contemporáneo de Barcelona (el MACBA), la Biblioteca Nacional de Catalunya y el Palau Güell, declarado por la UNESCO Patrimonio Artístico de la Humanidad el 1984.
Por otro lado, el Raval no es la zona más segura de Barcelona y desaconsejamos a los turistas pasear de noche por las pequeñas calles con poco tránsito.



Barri Gòtic
El Barrio Gótico és la cuna de Barcelona y contiene el conjunto monumental y histórico más importante de Barcelona. En este antiguo montículo rodeado de marismas se edificó la ciudad romana de Barcino, de la cual aún se conservan restos arqueológicos. Esta zona llena de plazas y de estrechas calles peatonales tiene un encanto incuestionable y está repleta de tiendas, bares y restaurantes.
El barrio está situado a la derecha del paseo más famoso de Barcelona que atraviesa el casco antiguo de la ciudad hasta llegar al mar: La Rambla. Animada y vital día y noche, pero también en verano y invierno, La Rambla es un punto de encuentro de los barceloneses y escenario improvisado de estatuas humanas, malabaristas y músicos con talento.
El Barrio Gótico es una zona muy popular con callejuelas estrechas pero con anchas avenidas. El Portal de l’Àngel es una avenida comercial y peatonal que nos lleva a la espaciosa plaza de la Catedral, dominada por los restos de las murallas romanas que un día protegieron la ciudad. Detrás de la Catedral encontrareis la Plaça del Rei con sus impresionantes edificios góticos que evidencian el importante rol cultural y económico que jugó Barcelona en la Edad Media. El Museo de Historia de la ciudad que encontrareis en esta plaza os llevaran a la ruinas romanas que descubren el pasado romano de la ciudad justo en el subsuelo de esta pequeña pero encantadora plaza medieval.
No muy lejos de allí encontrareis la Plaça Real, una ancha plaza llena de palmeras donde los numerosos bares y restaurantes ofrecen al visitante un relajante lugar para pararse a descansar y ver la gente pasar.



Born
El Born era el antiguo frente marítimo de la ciudad. Esta barrio ha experimentado una importante transformación urbanística y cultural que lo ha convertido en una de los barrios de moda de la ciudad. Sus antiguas calles están llenas de bares, restaurantes y tiendas.
Los límites del barrio son el Barrio Gótico donde encontrareis la sorprendente Rambla, el puerto y las playas de la Barceloneta, y el parque de la Ciutadella donde podréis pasear relajadamente y estiraros a la sombra de un árbol.
El barrio contiene posiblemente dos construcciones que representan los extremos estéticos más contrapuestos que podéis encontrar en Barcelona: por un lado el Palau de la Música, joya del modernismo declarado Patrimonio Artístico de la Humanidad por la UNESCO, y por el otro la impresionante iglesia de Santa Maria de Mar, una construcción de extraordinaria belleza y uno de los ejemplos más perfectos del Gótico Catalán.
El Born está lleno de pequeñas calles medievales. Una de ellas es la elegante Calle Montcada, que nos transporta a la Barcelona de la edad Media y del Renacimiento, y que cuenta con un importante número de palacios entre los cuales encontramos los que albergan el Museo Picasso.
Otro elemento arquitectónico de interés es el mercado del Born, una extraordinaria estructura de hierro construida el 1874 y renovada el 2002. Durante esta última reforma los trabajadores se sorprendieron al descubrir bajo tierra los restos de una parte del Born de principios del siglo XIX en un estado de conservación excepcional.



Barceloneta
A mediados del siglo XVIII Barcelona ganó terreno al mar al construir un nuevo barrio que ha sido el tradicional barrio de pescadores de la ciudad: la Barceloneta. Esta pintoresco y popular barrio tiene un entramado urbano de calles estrechas en forma de cuadrícula con balcones inundados de flores y llenos de ropa tendida.
La situación de esta barrio encarado al mar es un encantador lugar tanto para ser visitado como para alojarse en él, ya que es aquí donde se acaba el Port Vell y empiezan las playas de la ciudad.
En la Barceloneta encontraréis los mejores restaurantes de pescado de la ciudad y una larga playa de arena que es popular durante todo el año, pero especialmente cuando en verano abren los nuevos chiringuitos sobre la arena.
Al otro lado de la Barceloneta descansa el Port Vell, que aún conserva la Torre del Rellotge, lugar donde los pescadores vendían su pescado. Al lado, el Museu de la Historia de Catalunya combina su oferta cultural con la gastronómica de los numerosos restaurantes de pescado con terrazas al sol. En pleno centro del puerto encontraréis el moderno complejo Maremágnum: un nuevo espacio ganado al mar lleno de tiendas, bares, restaurantes, cines y uno de los acuarios más grandes de Europa.
La Barceloneta se encuentra sólo a unos minutos del Barrio Gótico y su Catedral, y a un tranquilo paseo a orilla del mar de La Rambla y el monumento a Colón.



Eixample
L’Eixample o ensanche cuenta con las obras maestras de la arquitectura modernista por la cual Barcelona es tan famosa. Este es el auténtico y moderno centro de la ciudad y está muy bien comunicado. Desde aquí se puede ir fácilmente a pié o en transporte público a todos lo lugares de interés de la ciudad.
Además de la importante carga cultural de esta zona, encontramos también una fuerte actividad comercial: mercados municipales, tiendas de todo tipo, así como excepcionales bares y restaurantes.
A principios del siglo XIX las murallas de la ciudad antigua de Barcelona ya no pudieron contener el creciente impulso económico y demográfico y la ciudad tuvo que ensancharse por el llano barcelonés. El Eixample de Barcelona fue urbanizado con un entramado urbano de anchas calles formando una estructura cuadriculada. La explosión del modernismo que experimenta Barcelona a finales del siglo XIX se instala de lleno en este barrio, un museo al aire libre de arte y arquitectura. Lleno de formas y colores, el Eixample refleja la ambición y el gusto, la grandeza y la grandilocuencia de la burguesía catalana del cambio de siglo. La cantidad y la variedad de la expresión arquitectónica modernista en el Eixample son casi infinitas. Fachadas, tiendas y farmacias, porterías, pasajes y esculturas son cada una de ellas meritorias de estudios monográficos.
Su principal avenida, el Paseo de Gracia, es considerada una de las avenidas con más belleza de Europa. El Eixample alberga dos construcciones que fueron declaradas Patrimonio Artístico de la Humanidad por la UNESCO el 1984: La primera es La Pedrera de Antoni Gaudí situada en este paseo. La otra es el Hospital de Sant Pau que se encuentra al lado de la Sagrada Familia.
El Eixample está dividido administrativamente en dos distritos: el Eixample Izquierdo (la parte que se encuentra a la izquierda de Paseo de Gracia) y el Eixample Derecho (la parte derecha). El monumental Templo de la Sagrada Familia de Gaudí se encuentra en la parte derecha y la Fundación Antoni Tàpies, con su edificio de innovadora inspiración islámica y sus exposiciones de arte temporales, en la parte izquierda.



Vila Olímpica - St. Martí
Sant Martí fué uno de los barrios industriales españoles más importantes del siglo XIX pero durante las últimas décadas este distrito ha experimentado una muy importante transformación urbanística y económica. Un buen ejemplo de ello es la construcción de la Vila Olímpica y la recuperación del frente marítimo y de sus playas. Durante los Juegos Olímpicos de 1992, la Vila tuvo que alojar centenares de atletas y espectadores. Miles de arquitectos de todo el mundo diseñaron edificios modernos entre los cuales encontramos las dos torres de 142 metros de altura que dominan el Port Olímpic. Al pié de estos edificios se descubre la escultura Pez y Esfera, hecha en oro y diseñada por Frank Gehry.
Esta área es ideal para alojarse ya que es una zona tranquila, relajante y dispone de una enorme playa y un paseo con encantadoras vistas al Mediterráneo. Así mismo, la zona del Port Olímpic es una de las atracciones donde los visitantes pueden practicar deportes de agua y disfrutar, día y noche, de la gran oferta de bares musicales y restaurantes de diseño.
La Vila Olímpica están muy bien comunicada. En 5 minutos en bus o metro el visitante puede llegar al Barrio Gótico y su Catedral, al Museo Picasso, a la iglesia de Santa Maria del Mar y a la famosa Rambla. La inacabada gran obra de Gaudí, la Sagrada Familia, se encuentra a un paseo de 15 minutos a lo largo de la elegante Calle Marina.



Poble Sec - Montjuïc
El distrito del Poble Sec descansa al pié de la montaña de Montjuïc, escenario de la Exposición Universal de Barcelona de 1929 y de los Juegos Olímpicos de 1992. La vía mas famosa de este barrio es la Avenida del Paralelo, que fue el primer centro de animación nocturna de Barcelona. Durante la primera mitad del siglo XX ésta era la zona de los teatros, clubes nocturnos y music halls de la época. Hoy en día el Poble Sec mantiene su acogedora atmósfera con sus calles tranquilas y sus parques, con sus bares tradicionales y sus buenos restaurantes, pero también con algún edificio modernista a lo largo del Paralelo.
El Poble Sec es la zona de Barcelona desde donde es más fácil acceder al parque de Montjuïc, con magníficas vistas sobre la ciudad. Gracias a la Exposición Universal de 1929, se edificaron en esta montaña palacios, parques, pabellones, estadios deportivos y salas de exposiciones. Los edificios que se conservan albergan diferentes museos y algunos fueron restaurados y reformados para acoger los Juegos Olímpicos de 1992.
Entre estas construcciones destacamos el Estadio Oímpico, el Palau Nacional donde actualmente encontramos el Museo Nacional de Arte de Catalunya, el pabellón alemán de la Exposición Universal Mies van der Rohe, la Font Màgica que se ilumina con música cada la noche, y el futurista Palau d’ Esports Sant Jordi donde se realizan acontecimiento culturales y deportivos.
Cerca de la cima de la montaña que tiene solo 173 metros de altura encontramos dos de los elementos estéticos más contrapuestos que se pueden encontrar en Barcelona : El representado por el castillo del siglo XVIII que cuenta con el Museo Militar y el que representa la Fundación Joan Miró, que expone sus pinturas y esculturas en un edificio diseñado por el arquitecto catalán Josep Ll. Sert.



Sants - Les Corts
Sants y Les Corts fueron dos pueblos independientes al sudeste de Barcelona que se anexionaron a la ciudad el 1897. Nacieron como lugar de descanso para los viajeros que se dirigían a la enmurallada Barcelona donde las puertas de la ciudad se cerraban al caer la noche.
Estos barrios populares tienen varias calles comerciales llenas de mercados, supermercados, tiendas así como un número considerable de bares y restaurantes.
En Sants y Les Corts podréis incorporaros a la típica rutina del día a día de los barceloneses sin ver turistas en cada esquina, tal como sucede en otras partes de la ciudad. Gracias a sus buenas comunicaciones en metro y bus, en menos de 20 minutos usted podrá llegar a la Plaza de Catalunya del centro de la ciudad, la Rambla, el Paseo de Gracia (edificios gaudinianos) y la zona del puerto. Es también el área que tiene mejores conexiones al aeropuerto en coche, bus o tren.
Los lugares a visitar en Sants son la Plaza de España con su fuente, el Parque de la España Industrial y la adyacente montaña de Montjuïc que alojó la Exposición Universal de Barcelona el 1929 y los Juegos Olímpicos de 1992.
En Les Corts encontraréis la Zona Universitaria con su acogedora atmósfera, la zona residencial de Pedralbes, el Museo del Fútbol y el famoso estadio del Camp Nou del F.C. Barcelona.



Gràcia - St. Gervasi
Gracia y Sant Gervasi fueron dos pueblos independientes al sudeste de Barcelona y que se anexionaron el 1897. Gracia es un barrio más bien popular y Sant Gervasi tiene un aire más residencial.
Durante la dictadura franquista, Gracia fue un barrio de resistencia y hoy en día, entre sus bonitas calles y sus tranquilas plazas, este tranquilo barrio mantiene su espíritu de lucha política. El barrio de Gracia, con su aire bohemio y liberal, ofrece un animado ambiente en los bares que se encuentran en los alrededores de la Plaza del Sol. Durante todo el año es muy popular por su animación nocturna, pero cada mes de Agosto el barrio organiza, con su Festa Major, un animado y colorido festival de calle. En Gracia encontrareis residencias de estudiantes, una fuerte comunidad catalano-parlante y una considerable cantidad de artistas, actores, músicos, fotógrafos y diseñadores que contribuyen a su aire bohemio. Con sus calles estrechas y sus balcones florecidos, este romántico barrio destila toda la pasión y la energía de Barcelona.
Al noreste de la zona encontrareis uno de los lugares más bonitos de Barcelona: el Parc Güell. Es uno de los proyectos más impresionantes de Gaudí, declarado por la UNESCO Patrimonio Artístico de la Humanidad, desde donde podréis apreciar una buena vista de la ciudad.
La zona de Gracia y Sant Gervasi a pesar de estar lejos del ruido y del estrés del centro de la ciudad, no deja de ser una zona muy céntrica y bien comunicada. El área se encuentra a tan solo unos minutos en transporte público del centro histórico y del resto de zonas de interés de la ciudad.



Horta - St. Andreu
Horta y Sant Andreu fueron dos pueblos independientes que se anexionaron a la ciudad a principio del siglo XX. Esta zona ofrece una gran variedad de espacios distintos. Encontrareis calles estrechas peatonales en la zona antigua de Horta, elegantes casas de campo del siglo XIX, montículos con magníficas vistas sobre la ciudad así como un moderno barrio, el de la Vall d’Hebron, que fue construido para los Juegos Olímpicos de 1992.
Esta área es menos frecuentada por el turismo que otras zonas de Barcelona pero aquí el visitante puede perderse en alguno de sus parques y disfrutar de un auténtico ambiente de barrio barcelonés. El Parque del Laberinto, con sus románticos jardines y su laberinto vegetal de escala humana, merece una tranquila visita, alejada del bullicioso dentro de la ciudad.